24 oct. 2013

Pierre-Emile Höjbjerg

Uno de los equipos más atractivos de esta temporada es, sin duda, el Bayern de Múnich, que estrena técnico nuevo, Pep Guardiola. El más que interesante proyecto bávaro no solo está formado por estrellas de alto calibre, en sus filas también cuentan con jóvenes jugadores que están empezando a despuntar. Para mí, el que más futuro tiene de todos ellos es el protagonista de este artículo, Pierre-Emile Höjbjerg.


Pierre-Emile Höjbjerg es un futbolista nacido en Dinamarca el 05/08/1995, por lo que tiene 18 años. Milita en el Bayern de Múnich y puede jugar como mediocentro o interior. El Bayern está creciendo a pasos agigantados al mismo tiempo que lo hace la Bundesliga, que se ha posicionado ya como una de las mejores ligas de Europa. El año pasado consiguió un valioso triplete (Bundesliga, DFB Pokal y Champions), que fue ampliado gracias a la Supercopa de Europa conseguida ante el Chelsea y que da acceso a jugar el Mundial de clubes en diciembre. Además, con las recientes incorporaciones de Götze y Thiago Alcántara, es un firme candidato a revalidar la "Orejona".

Pero es que su mayor enemigo, el Borussia Dortmund, no se queda atrás a la hora de reforzarse: ha fichado a Aubameyang y Mkhitaryian, y ya ha ganado el primer trofeo de la temporada, la Supercopa alemana, precisamente, al Bayern. Esta temporada nos vamos a divertir viendo la Bundesliga, y es que estamos ante una liga "al alza". Cada año más y más personas se convierten en seguidores de este torneo, y una de las claves son los precios bajos y el deseo de crear afición por parte de los clubes germanos. Raro es el estadio donde en sus taquillas no se cuelga el cartel de "No hay entradas" en la mayoría de los partidos.



Höjbjerg nació en Copenhague, la capital de Dinamarca y la ciudad con más población y superficie de este país nórdico. Allí se inscribió en las final del FC Copenhague, cuando era solo un niño y pasó la mayor parte de su infancia en el club más famoso de la ciudad. Cuando tenía 15 años se interesó en Pierre el Brondby IF, el club más laureado de Dinamarca junto al FC Copenhague. Höjbjerg decidió abandonar su equipo y recalar en el conjunto auriazul de la ciudad con su mismo nombre, Brondby. Allí estuvo solo 2 años, los que tardó en destacar en las categorías inferiores y que el complejo programa de scouting del Bayern de Múnich se fijara en él.

El Bayern de Múnich se hizo con sus servicios, y Hojbjerg viajó hasta Alemania para unirse a sus nuevos compañeros. En principio, iba a jugar con el equipo Sub-19 del Bayern, pues era el que le correspondía por edad, pero inmediatamente se dieron cuenta de que iba sobrado para la categoría y decidieron mandarlo al filial, donde dejó actuaciones brillantes y empezó a llamar con fuerza a las puertas del primer equipo. Jupp Heynckes, que siempre ha mostrado cierta predilección por Pierre, decidió meterle en la convocatoria ante el Nuremberg, y Höjbjerg debutó entrando a 19 minutos del final del partido. Hojbjerg se convirtió así en el debutante más precoz de la historia del Bayern con tan solo 17 años y 251 días.

Con la llegada de Pep Guardiola al conjunto bávaro, la cantera y los jugadores jóvenes tendrán aún más protagonismo en Múnich. Antes de incorporarse como nuevo entrenador, pidió informes de todos los jugadores del filial, y uno de ellos era Höjbjerg. Guardiola ordenó que quería que el danés hiciera la pretemporada con el primer equipo, y así ha sido. Pep le ha dado muchos minutos para demostrar su valía y convencerle, y lo cierto es que ha dejado muy buenas sensaciones. Esta temporada alternará el filial con el primer equipo, pero la próxima campaña ya tendrá ficha del primer equipo con casi total seguridad. Una inoportuna lesión de rodilla le ha apartado de los terrenos de juego durante mes y medio, pero ya está totalmente recuperado.


Höjbjerg puede jugar como mediocentro, sosteniendo el rol de organizador, o de interior, con más libertad en el centro del campo. En mi opinión, la posición que mejor le viene a sus cualidades es la de mediocentro organizador, pero es una demarcación que requiere demasiada experiencia, y Hojbjerg aún está un poco verde para jugar en el primer equipo.  Destaca por su salida de balón, una técnica exquisita y una muy buena conducción de balón. Tiene el fútbol metido en la cabeza, y eso es fundamental para cualquier mediocentro creativo que se precie. Además, es un excelente lanzador de faltas.

Se ofrece constantemente para sacar el balón jugado desde la defensa y llevar la batuta del equipo; nunca se complica, siempre juega fácil, a dos toques (Recepción y pase). Aunque no es muy habitual en él, sus llegadas al área desde 2ª línea suelen ser peligrosas y pillan por sorpresa a la defensa rival. Creo que es un jugador muy del perfil Guardiola: con toque, movilidad, visión de juego y mucha clase. Creo que Pep hará de él un jugador importante para el Bayern en el futuro, algo parecido a lo que hizo con Busquets en Barcelona. Aún le falta algo más de musculatura y seguridad para competir con profesionales.



Hojbjerg ha jugado con las categorías Sub-16, Sub-17, Sub-19 y Sub-21 de la selección danesa. En 2011, participó en el Europeo Sub-17 de Serbia, donde llegó a semifinales, y en el Mundial Sub-17 de México, pero no tuvo demasiado protagonismo, ya que tenía solo 15 años. A pesar de tener solo 18 años recién cumplidos, ya es un habitual con la Sub-21, y en cuanto a comience a jugar en el primer equipo del Bayern, lo será también con la absoluta. La nueva hornada de daneses que viene, con jugadores como Fischer, Okore, Eriksen, Christensen o Andersen promete dar muchas alegrías al país nórdico, y espero que Höjbjerg tome parte de ellas.