2 jul. 2017

Previa Europeo Sub-19 de 2017

El Europeo Sub-19 de este año está a punto de empezar. La edición de 2017, que será la decimosexta desde que el torneo adoptó la actual configuración, dará comienzo el domingo 2 de julio de 2017 y tendrá lugar en Georgia. No estará presenta en ella España, la selección más laureada (ha conseguido 7 trofeos de los 15), ni Francia, la actual campeona. Ambas fueron eliminadas en la Ronda Élite y no se clasificaron para esta fase final. Promete ser un igualadísimo torneo en el que tres selecciones parecen destacar por encima del resto: Alemania, Inglaterra y Portugal. Tras el sorteo, así han quedado configurados los dos grupos que formarán parte del campeonato.

GRUPO A
                     





GRUPO B





Entrando en el enlace de cada país, tendréis una pequeña guía con la plantilla de cada selección, cómo lo hizo en la fase de clasificación y cuáles son los principales jugadores a seguir de cada una de ellas.

Los dos primeros clasificados de cada grupo pasarán a semifinales, donde se enfrentarán el primero del grupo A contra el segundo del B, y viceversa. En esta edición, al caer en año impar y haberse ya celebrado el Mundial Sub-20, el tercer clasificado de cada grupo no irá a ese torneo, como sí ocurre en las ediciones de años pares.

A continuación, vamos a destacar una serie de anécdotas:
  • Chelsea y Oporto son los dos equipos con más futbolistas en este torneo, con 7 cada uno. Le sigue muy de cerca con 6 futbolistas el PSV Eindhoven y el FC Saburtalo, un equipo georgiano que está formado principalmente por jóvenes menores de 21 años.
  • La selección con más jugadores de diferentes equipos es Alemania, integrada por futbolistas de 15 conjuntos distintos (únicamente repiten Dortmund, Leipzig y Hoffenheim). En el otro extremo, Portugal, formada por sólo 6 equipos (la mayoría de sus jugadores proceden de Oporto, Benfica y Sporting CP; también hay un jugador de Braga, Vitoria SC y West Ham).
  • Los únicos dos jugadores que compiten en España de este torneo pertenecen a la selección búlgara: Georgi Rusev, que milita en el Elche, y Mateo Stamatov, que lo hace en el Espanyol.
  • El futbolista más joven del torneo es Ryan Sessegnon, lateral o interior izquierdo inglés del Fulham. Además, es el único que ha nacido en el año 2000 de todos los participantes.
  • El delantero alemán del Borussia Dortmund, Etienne Amenyido, fue el máximo goleador de la ronda élite, con 4 goles en 3 partidos. Atentos a él.
  • Hay dos hermanos gemelos en esta Euro Sub-19: Andrea Hristov y Petko Hristov, de Bulgaria. Ambos son defensas y ambos juegan en el Slavia Sofia. Aquí se cuenta su historia.

5 feb. 2017

Árbitros, polémicas y villaratos

Son los grandes perjudicados de este gran deporte. Son el tema de conversación de todos los lunes en la vuelta a la rutina después de una jornada liguera. Se habla de ellos cada fin de semana, y nunca es por algo bueno. Nadie les reconoce nada: si lo hacen bien, es su trabajo y es lo 'normal'; si lo hacen mal, se les condena a la horca que es la opinión pública. Como si ellos quisiesen equivocarse. Como si lo hicieran a propósito. Como si no tuvieran el trabajo más difícil de este deporte. Hoy escribo una reflexión personal sobre la figura peor tratada en el mundo del fútbol: los árbitros.

Hacía tiempo que quería plasmar lo que pienso del arbitraje y de todo lo que se genera a su alrededor en un texto, pero nunca me puse a ello. Hay poca gente que comparte lo que pienso, o eso creo. Incluso twitter, ese sitio raro en el que se reúne la pequeña minoría selecta de la sociedad, es un poco cuñado en este tema. Los que me seguís en esa red social ya sabréis mi opinión al respecto, pero voy a tratar de desarrollarla aquí y de explicar por qué creo que es tan injusto el trato que reciben los árbitros en el fútbol.

Habría que empezar por distinguir dos tipos: aquellos que critican a los árbitros porque creen que favorecen a determinados equipos debido a que hay alguien que les manda desde arriba y esos otros que rajan de ellos porque "son muy malos". Tranquilos, tengo para ambos. En primer lugar, no entiendo a esos que creen en conspiraciones, en villaratos, florentinatos y demás pamplinas. Suelen ser los mismos que afirman la existencia de las 'bolas calientes' de los sorteos de la UEFA. Tengo una pregunta para vosotros: ¿por qué seguís viendo fútbol? Si yo pensara que una competición deportiva está amañada para que gane un equipo, no la vería. ¿Para qué? Si supuestamente es una farsa. Es curioso, porque todos los que pensáis así creéis que se perjudica a vuestro equipo y se beneficia al rival. "Hay que ver con los árbitros, siempre favoreciendo a mi equipo", dijo nadie nunca. Vaya.

Luego están esos otros que piensan que los árbitros se equivocan demasiado. A estos los puedo llegar a entender algo más, pero creo que lo que principalmente deberían comprender ellos es lo difícil que es esta profesión. Tienes que decidir en milésimas de segundo algo en lo que la gente no se pone de acuerdo ni viendo varias repeticiones de lo sucedido. Y prepárate como no veas que el delantero está adelantado diez centímetros sobre el defensa, porque en la repetición con la imagen parada y con la tecnología de 'El líbero' lo hemos podido ver todos perfectamente. Es que de verdad, qué malo eres. Y todo esto sin tener en cuenta la presión añadida de miles de personas que te están viendo y esperando a que falles (o que ellos crean que has fallado) para gritarte de todo desde la grada. Y decenas de cámaras repartidas por todo el estadio que grabarán tu fallo y lo mostrarán en los medios en bucle desde cuatro puntos de vista diferentes. Pero oye, es que los árbitros deberían estar mejor formados, claro.


El problema de los colegiados es que tampoco les ayudan los que podrían hacerlo. Están solos. Tanto los futbolistas o entrenadores como los medios de comunicación les hacen un flaco favor alimentando aún más las polémicas arbitrales. Lo hacen básicamente porque les interesa, aunque por distintas razones. A los primeros, gran parte de las veces es para tapar las vergüenzas propias. Prefieren que se hable de que el árbitro les ha robado algún punto antes que del mal partido que han hecho. Parecen que los Mourinhos y los Piqués se están poniendo de moda y que cada vez hay más en el mundo del fútbol. 

El interés de los medios, en cambio, es puramente comercial: saben que las polémicas venden y que van a llegar a un público mucho más numeroso si hablan de ellas. A quién no le gusta debatir si aquella acción fue o no penalti, si la tarjeta roja fue justa o si debía anular ese gol porque hay una falta al principio de la jugada que no pitó. Cada día tengo más claro que las polémicas arbitrales son para el fútbol lo que Sálvame es para la sociedad. Interpreten esta frase como ustedes quieran. A la gente le gusta la gresca, y sobre todo, les gusta pensar que su fracaso no es culpa suya, que es culpa de otros. Tengo amigos que incluso se quejan de que el árbitro del FIFA va en su contra y les roba, y ellos lo creen fervientemente. Y lo más preocupante es que esto va a más: ahora ya se puede ver en los medios una recopilación de los errores arbitrales más graves de la temporada o incluso una clasificación de cómo iría la tabla liguera si los colegiados no hubiesen fallado nunca.


A mí, sinceramente, es algo que me aburre. Desde hace varios años me propuse no criticar ninguna acción arbitral e intento ser consecuente. Si alguna vez me leen quejarme de ellos, por favor, recuérdenme este artículo. No intento convencer a nadie de mi opinión, sólo que penséis también en ellos y os pongáis en su piel antes de criticarlos. Ni siquiera intento que se deje de hablar de los árbitros; me parece lógico y normal que se hable de ellos. Pero sí me gustaría que se acabara ese linchamiento constante ante cualquier fallo, pero para eso todos deberían poner un poquito de su parte. Y no parece que vaya a suceder.

20 may. 2015

Davie Selke

Lejos de conformarse con ganar el Mundial de Brasil del pasado verano, Alemania ya mira hacia el futuro. Jugadores, precisamente, no le van a faltar. Sus categorías inferiores están repletas de jóvenes promesas que vienen pisando fuerte, y además es indudable que la Bundesliga está en alza. La "Mannschaft" tuvo pasado, tiene presente y, si todo sigue igual, tendrá mucho, muchísimo futuro. Y uno de los jugadores que quiere ser partícipe de ese futuro es Davie Selke.

Davie Selke es un futbolista alemán nacido el 20 de enero de 1995, por lo que tiene 20 años. Su posición natural es la de delantero centro, y pertenece a las filas del Werder Bremen, aunque por poco tiempo. Hace unos días saltaba la sorprendente noticia de su fichaje por el RB Leipzig, un equipo que actualmente se encuentra en la 2.Bundesliga pero con un proyecto de futuro más que interesante. Después de que Dietrich Mateschitz, dueño de la conocidísima empresa de bebidas energéticas "Red Bull", se introdujera en 2005 en el mundo de la Formula 1, con los Red Bulls, y del fútbol, con el Red Bull Salzburgo, decidió aumentar su imperio en 2009 adentrándose también en el fútbol alemán con este club.

Con sólo cinco años de existencia, y tras empezar su trayectoria en la quinta división alemana, a día de hoy el RB Leipzig ya juega en 2.Bundesliga, y no tardará demasiado en hacerlo en la máxima categoría del futbol germano. Es un proyecto que se está ganando muchos odios por Alemania, pues está basado en el enorme potencial económico del que dispone Red Bull. De hecho, Selke es uno más de esos fichajes multimillonarios que cualquier otro equipo de segundo nivel no podría costear. El traspaso, aunque no hay cifras oficiales, se cree que puede rondar los ocho millones de euros más otros dos por variables. Se le ha criticado a Selke que le dé más importancia al dinero (su sueldo aumentará considerablemente) que a su progresión, pero también es cierto que puede llegar a triunfar allí. Veremos con el tiempo si hay sido una decisión acertada o no.


Con raíces etíopes, por parte de padre, y checas, por parte de madre, Davie Selke nació en Schorndorf, un pequeño pueblo de la región alemana de Stuttgart. Durante su infancia, pasó por varios clubes de la región, entre ellos el propio VfB Stuttgart, hasta recalar finalmente en el TSG 1899 Hoffenheim en 2009. Su progresión desde entonces ha sido meteórica. Con 16 años, debutó con el equipo Sub-17, y en pocos meses, se hizo titular indiscutible gracias a unas cifras goleadoras realmente buenas; hasta el punto de llegar a debutar incluso con el equipo Sub-19. Ya con 17 años, era el máximo goleador de los Sub-19 y, tras una primera vuelta fantástica (doce goles y dos asistencias en trece partidos), firmó un contrato con el Werder Bremen en el mercado invernal de la temporada 2012-2013.

En el Werder Bremen Sub-19 continuó su magnífica evolución, sin cesar de anotar tantos. La pasada temporada fue ascendido al filial del Werder, donde pronto se hizo con la titularidad en la delantera. Fue acumulando minutos, y en noviembre, le llegó la oportunidad de debutar con el primer equipo. El por entonces entrenador del club, Robin Dutt, le dio sus primeros minutos en Bundesliga ante el Hannover 96. Selke jugó dos encuentros más con el primer equipo, pero posteriormente volvió a bajar al filial; aún no estaba preparado. Terminó la temporada en un enorme estado de forma, lo que le valió para disputar el Europeo Sub-19 con Alemania que se celebró en Hungría.

Tras su espectacular actuación en el Europeo Sub-19, todo hacía indicar que esta temporada formaría parte del primer equipo. Y así fue. Lo que quizás no fuera tan esperado era que formara desde el principio la dupla atacante del Werder Bremen junto al argentino Franco di Santo. Y vaya dupla han formado. Doce goles y dos asistencias para Di Santo; seis goles y cuatro asistencias para Selke hasta el momento. El Werder Bremen, a pesar de pasar gran parte de la primera vuelta en puestos de descensos, e incluso ocupando la posición de colista, consiguió rehacerse tras el parón invernal y ahora mismo se encuentra en mitad de tabla y con opciones de soñar con Europa.


Su posición natural es la de delantero centro, ya sea como único referencia arriba, como jugaba con la selección germana, o acompañado de un segundo punta, que en el Werder Bremen suele ser Franco di Santo. Es un delantero de área, un goleador nato, de los que tiene constantemente la portería entre ceja y ceja, y de los que cuando se le presenta la oportunidad, no suele fallarla, pues sabe definir realmente bien. Además, para jugar contra defensas rivales adelantadas y con espacio para correr, Selke es un jugador dominante y superlativo. A la contra, te la puede liar con facilidad.

Con sus 192 centímetros de altura, siempre es un buen recurso a la hora de bajar los balones en largo que envían desde la defensa. No obstante, a pesar de la altura que tiene, el remate de cabeza no está entre sus mayores virtudes, y sorprende los escasos tantos con la testa que ha anotado en su carrera. Para ser un delantero completo, quizás debería participar más en el juego de su equipo: caer a bandas, bajar más al centro en busca de la pelota... Aunque eso probablemente le haría reducir su cifra de goles. Otra de sus cualidad a destacar es la impresionante seguridad en sí mismo que desprende cuando le ves sobre el terreno de juego; da la sensación de que Selke cree en él más que nadie, y eso es un factor muy importante para todo joven que quiera triunfar en el mundo del deporte.


Davie Selke ha pasado por casi todas las categorías inferiores de la selección alemana: sub-16, sub-17, sub-18, sub-19 y sub-20; únicamente le falta la sub-21, en la que no tardará demasiado en hacerlo. De todas formas, donde realmente ha destacado es con Alemania sub-19, con la que se coronó campeón del Europeo Sub-19 del pasado mes de julio celebrado en Hungría, donde además consiguió ser máximo goleador (6 goles en 5 encuentros, igualando así el record que tenía Morata) y fue galardonado como mejor jugador del torneo.