3 jul. 2013

Isco, el salto de un gigante

La semana pasada se oficializó el fichaje de Isco por el Real Madrid, y hoy será presentado en el Santiago Bernabéu. Hace 2 años, el malagueño estaba jugando en el filial del Valencia, y apenas había jugado minutos con el primer equipo. Muchas personas, entre las que me incluyo, confiaba en que llegaría a ser un buen jugador, pero nadie en su sano juicio pensaba que iba a progresar de tal manera. Personalmente, Isco es el fichaje madridista que más me ilusiona desde la llegada de Cristiano Ronaldo, y ya es decir.

Su primera aparición en público fue en Copa del Rey ante el Logroñes. Isco tenía 18 años y una oportunidad inmejorable para demostrar a Emery, entonces entrenador del Valencia, y a la afición que merecía más minutos en primera división. Salió en el once inicial y no defraudó: hizo un partido increíble y anotó dos golazos para el recuerdo. A partir de entonces, Unai le dio algunos minutos en Liga y Champions, pero nunca terminó de apostar fuerte por él. Isco, sin la confianza de su entrenador, decidió salir del equipo, y fue aquí cuando entró en escena el Málaga y el más que ilusionante proyecto de Al-Thani. A Isco se le presentaba la oportunidad de volver a su ciudad natal y de formar parte de un proyecto que miraba a Europa. El Málaga pagó su cláusula de 6 millones y lo incorporó a su plantilla. Algunos aficionados malacitanos criticaron este fichaje alegando que era un despilfarro de dinero por este jugador. Pues bendito despilfarro, oiga.


Sus dos años en Málaga han sido una absoluta barbaridad. Pellegrini confió en él desde el primer momento, y el de Benalmádena respondió. Pronto se convertiría en uno de los mayores pilares del multimillonario proyecto blanquiazul, que en su primera campaña terminó completando la mejor temporada de la historia del club, clasificándose así para Liga de Campeones. En el pasado mercado veraniego ya hubo algunos rumores de traspaso, pero nada serio. Tras la enorme temporada que se ha marcado en Liga y Champions, este verano sí que era pretendido por muchas novias. Real Madrid y Manchester City eran los favoritos para llevárselo, y los únicos que se podían permitir poner semejante pastizal encima de la mesa. Todo hacía indicar que el fichaje de Pellegrini por el City inclinaría a Isco a marcharse a Inglaterra. Sin embargo, el Madrid estuvo rápido: ofreció más que el City y se llevó al jugador por 27 millones.

En las redes sociales pronto se originó un debate sobre el fichaje: mientras que unos decían que era un jugador muy caro, otros defendían que era una ganga. Solo el tiempo decidirá, pero yo al menos no tengo ninguna duda de que ha sido una ganga. Una de las preguntas más oídas en los últimos días era si Isco es realmente necesario para los blancos. Creo que la mediapunta no era la posición que tenía que reforzar más urgentemente el Real Madrid, pero si creo que Isco va a ser un jugador importantísimo dentro de la plantilla, y que lo irá siendo más aún conforme pasen las temporadas. Aún no sabemos que sistema utilizará Carlo Ancelotti, pero creo que seguirá usando el famoso 4-2-3-1 empleado por José Mourinho. Isco se colocaría detrás del punta y Özil escorado en banda derecha, aunque podría ser al contrario. Lo que es seguro es que Isco ofrece muchas alternativas que antes la plantilla merengue no ofrecía.


Infinidad de veces se ha comparado a Isco con otros jugadores actuales, como Andrés Iniesta o Mesut Özil, pero hay algo que lo diferencia del resto, y es su gol. Isco es un jugador mucho más determinante, que además de asistencias y pases, te ofrece gol. El malacitano te asegura 10 goles por temporada, y eso siempre es algo a tener en cuenta. Su facilidad para armar la pierna y colocar la pelota justo donde quiere es asombrosa. Tengo muchas ganas de verlo en una línea de 3/4 junto a Ronaldo y Özil, y con jugadores por detrás como Xabi, Khedira, Modric, Ramos o Varane. El proyecto en sí es muy ilusionante, y si a esto le sumas la posible incorporación de Jesé o Morata, más aún. Estos tres jóvenes llevan jugando mucho tiempo juntos en las categorías inferiores de la selección, y ha quedado demostrado en el Europeo Sub-21 lo bien que se asocian Isco y Morata. 

Quiero que empiecen cuanto antes los partidos de pretemporada de los chicos de Ancelotti, y ver como el técnico italiano es capaz de hacerlos jugar. Isco ha dado el gran salto, quizás -espero- el definitivo en su carrera. Este genio de andares extraños triunfará en el club de la capital española. Sin duda, es el salto de un gigante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario