28 jun. 2012

River asciende a Primera División

Dicen que el tiempo pone a cada uno en su lugar, no sé cuánto de cierto tiene esta afirmación, pero la verdad es que el tiempo sí ha puesto a un equipo histórico argentino y mundial en su sitio. Ese sitio es la Primera División Argentina, el equipo, River Plate. Finaliza así una gran temporada que ha sido toda una pesadilla para sus aficionados. Todo empezó aquel trágico día ante Belgrano en un estadio como el Monumental, lleno hasta la bandera, no cabía ni un alfiler. El gol en el minuto 5 de Pavone hizo soñar a sus hinchas, que trataban de aferrarse a una categoría que no habían abandonado en sus 110 años de historia. Pero el gol de Guillermo Farré para Belgrano en el 62' hacía que los "millonarios" tuvieran que anotar dos goles más, y hundiera más si cabe a aficionados y jugadores que no pudieron hacer nada más por no descender.

Esta temporada se presentaba como la más dura para toda la historia de River, la B Nacional es un infierno del que es difícil salir. Ficharon jugadores de alto nivel como Cavenaghi, Trezeguet o el "Chori" Domínguez que, junto a jóvenes promesas como Lucas Ocampos, Rogelio Funes Mori o Daniel Villalva han devuelto a este club donde se merece, la máxima categoría del fútbol argentino. Hay que decir que no ha sido fácil, llegaba al último partido de la temporada y debía ganar a Almirante Brown para poder subir de forma directa. El Monumental, lleno otra vez, los hinchas riverplatenses no faltaron a su cita. En la primera parte el juego de River no fue bueno y en el descanso los seguidores ya se pensaban lo peor, River no podía estar otro año más en la B. Almeyda sustituyó a Cavenaghi y a Cesar Gonzalez, entraron los jóvenes Ocampos y Funes Mori y la estrategia de Almeyda salió bien. El francés de 34 años David Trezeguet marcó dos goles en el 49' y 88' para devolver a River a Primera. Rogelio Funes Mori dio las 2 asistencias a Trezeguet y fue clave para el ascenso. Los millonarios ponían fin a una pesadilla que había durado 363 días.

Ahora toca empezar de cero en Primera División, olvidar lo ocurrido y pasar página. River debe ser lo que era. Matías Almeyda se postula para seguir como entrenador, conoce al club y nadie mejor que él para formar un buen proyecto con jóvenes promesas que vayan despuntando. Una de las condiciones que pone Almeyda es que el club no debe vender a las joyas del equipo: Lucas Ocampos, Ramiro y Rogelio Funes Mori y Adrián Cirigliano. En Twitter, los hinchas de River ya se han movilizado para que el "Pelado" no se marche del club. River y sus seguidores vuelven a sonreír, ya todo ha acabado y con un final feliz para ellos. A continuación, os dejo el vídeo resumen de la temporada de River, un calvario que ha durado 363 días:

No hay comentarios:

Publicar un comentario