19 sept. 2012

El retorno de una leyenda en formación

Desde la semana pasada se maneja la posibilidad de que la máxima joven estrella gunner, Jack Wilshere, tenga los días contados para la tan ansiada vuelta a los terrenos de juego. Y es que uno mira a esta nueva versión del equipo de Wenger y parece haber olvidado, un poco, que la leyenda-en-formación inglesa no está. Quizás sea por el gran funcionamiento colectivo que se está mostrando, sumado a la notoria mejoría respecto a la pasada temporada. Lo cierto es que el pequeño Jack está entrando en la recta final de su recuperación y no es algo para mirar de reojo; por el contrario, es una credencial para ser considerados como un contendor al título.

¿De dónde sale toda esta admiración hacia esta perla? Yo siempre pienso que, debido a las decepciones/frustraciones que los hinchas del Arsenal hemos tenido con muchos futbolistas a lo largo de los últimos 5 años, vemos una luz al final del túnel, una esperanza, una persona distinta. Digo esto porque la verdadera razón por la que amamos a Jack es porque él representa a todos los hinchas dentro del campo. A pesar de haber nacido en Stevenage, él ha estado desde lo 9 años en el club y ha llegado a amarlo, sobretodo, a defenderlo fuera y dentro de la cancha. Es algo así como “el hincha que se metió a jugar”. A esto sumémosle que tiene es uno de los talentos más finos de Europa y le bastó una temporada para volverse un emblema para el Arsenal.

Wilshere es uno de mis jugadores favoritos desde que empecé a ver fútbol (hace 14 años) y la parte más anecdótica de esto es que él tiene solo 20 años; es decir, es menor que yo y ya es mi ídolo. Es rudo, fuerte y juega con el corazón, todo lo que en los futbolistas ingleses es bueno. Pero tiene algo distintivo que no se encuentra en los británicos en la mayoría de los casos: visión, técnica y estilo de juego fino. Se podría decir que tiene un balance perfecto en su juego, es casi completo. Y digo casi porque siempre hay algunos aspectos en los cuales se debe seguir mejorando, pero él parece que va a superar todos. Es más, casi que puedo nombrar con una sola mano sus defectos. Quizás el más notorio es que se exalta con facilidad y pierde el ritmo si no le sale lo que él quiere. Nada que no se pueda resolver con la experiencia.


Empezó su carrera como volante de creación por sus fantásticas condiciones. Por ello llevó la 10 en la espalda durante toda su etapa amateur. Aunque cuando debutó en Arsenal, Wenger lo usó de winger por su velocidad y capacidad de dejar oponentes regados en el camino. Fue prestado al Bolton en la temporada 2009-10 y cuando regresó se convirtió en titular indiscutido. Arsène lo posicionó como un deep-lying playmaker (Mediocentro creativo) en la primera línea de volantes. Su audacia para leer el partido y cualidades de marca, hicieron que pudiera tener un balance en su juego para aportar en las 2 áreas, conocido también como "box-to-box". Lo cierto es que el hecho de haber estado desde muy pequeño en la Academia, le ha dado un plus al adquirir la filosofía del club, la lleva en la sangre. Es así que fue migrando de posiciones, algo que es muy usual en Wenger y que se puede observar ahora en Oxlade-Chamberlain.

Asimismo, creo que su vuelta será manejada con cautela y sin presión. Es obvio que a los 20 años solo piensas en jugar y jugar más, pero en la actualidad Wenger dispone de varios jugadores virtuosos en el primer equipo y va a ir insertando a Jack a medida que su evolución sea favorable. No solo en lo físico ni futbolístico, sino en lo mental, ya que una lesión como la que sufrió puede dejar secuelas. Por otro lado, él solo mejorará la volante que hoy se muestra. Por eso digo que con el rodaje se puede formar una sociedad muy interesante en la medular, ya que en caso de tener a Arteta, Wilshere y Cazorla combinando entre sí para ceder un pase o habilitación a Podolski, Oxlade-Chamberlain, Gervinho o Giroud, será muy interesante para los amantes del fútbol asociativo y vistoso.


Es cierto que no juega profesionalmente hace más de 1 año por una lesión en su tobillo izquierdo que fue comprometiendo otras partes de su cuerpo y la verdad es que hay gente que está preocupada por su desempeño a futuro. Yo pienso, fielmente, que jugadores como Jack Wilshere no salen por montones y cada año, son jugadores distintos y llamados ser grandes desde temprana edad. Siempre he dicho y compartido que Jack puede ser al Arsenal lo que Scholes es al Manchester Unitd o Gerrard al Liverpool. Lo califico muy alto y creo que el fútbol se verá agradecido por lo que depara este zurdo. Wenger, y no es poca cosa, lo llamó en el 2011 un jugador “World Class” y los que lo han visto no lo pueden negar. Orgullosamente, como gunner, puedo decir que tenemos un histórico dando sus primeros pasos. Y que no quede dudas que va a regresar más fuerte que nunca. Este es uno para tomarse muy en serio.

Escrito por Sebastián Gálvez, @sebgalvez

No hay comentarios:

Publicar un comentario